Las cajas escogen su proveedor de seguros. Demanda colectiva. Alico es MetLife. S&P y la solvencia de aseguradoras.

Las cajas deben escoger su proveedor de seguros este año en España. Demanda colectiva contra la banca por vender derivados como seguros en España. Aseguradora Alico ahora se llama MetLife en Colombia. S&P dice que la decisión de la UE sobre discriminación por género no afecta a la solvencia de las aseguradoras.

España: Las cajas deben escoger su proveedor de seguros este año

La puesta en marcha de los nuevos bancos de cajas obligará a elegir un único proveedor de seguros por ramo. Tras dos años de impasse financiero, el mapa de bancaseguros debería definirse este ejercicio.

Han pasado dos años mirando las fusiones de cajas desde la barrera y ahora les toca saltar al ruedo. Las aseguradoras deben pujar por ser los socios de los bancos recién constituidos por las entidades de ahorro. Llega la hora de redefinir el mapa de distribución de pólizas.

A finales del pasado año, el Banco de España demandó a las cajas que pusieran en común todo su negocio financiero, en lugar de mutualizar una porción de los beneficios y fijar garantías cruzadas con ciertos límites.

Esta exigencia hizo saltar por los aires la convivencia que consentía otro supervisor, la Dirección General de Seguros. El departamento que encabeza Ricardo Lozano ha considerado factible que, si existían redes de distribución diferenciadas, podían convivir diversos proveedores dentro de un mismo sistema institucional de protección (SIP). Pero este punto de vista resulta insostenible ante los recientes designios de Miguel Ángel Fernández Ordóñez.

“Si se traspasa al banco todo el negocio financiero, incluido el de seguros, así como la red de oficinas de cada una de las cajas, pues evidentemente en esa entidad cabecera solo podrá haber un proveedor de seguros”, afirmó ayer Lozano durante su intervención en un encuentro organizado en Madrid por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE).

Un experto del sector asegurador indica que las cajas deberían designar este mismo año quién será su socio industrial para el área de vida y para la de generales. Y un alto ejecutivo de una compañía con presencia en el canal bancoasegurador es más explícito todavía: “el nuevo mapa de alianzas deberá estar definido antes del próximo verano”.

Por tanto, las operaciones de bancaseguros se reorganizarán en paralelo al proceso de recapitalización del sistema financiero español.

Precisamente, el Banco de España hará públicas el próximo jueves las necesidades de capital de las cajas de ahorros después de que el pasado febrero endureciera los requisitos de solvencia hasta el 8% y el 10%. Este porcentaje varía en función de que la entidad cotice o no, y de su dependencia de la financiación mayorista. Aquellos grupos que presenten déficits deberán dar a conocer sus planes de recapitalización a finales de marzo.

Las cajas han iniciado la búsqueda de inversores. Y entre otros han sondeado a las compañías de seguros para que, en paralelo a su colaboración industrial, participen como accionistas en el capital de sus nuevos bancos.

Expertos del sector indican que, más allá de lo estrictamente financiero, esta inversión permitiría a las aseguradoras blindar sus acuerdos de distribución bancaria.

Cuatro grandes actores

La venta de pólizas a través de oficinas bancarias es un sistema de distribución razonablemente reciente para las aseguradoras en España. Los primeros acuerdos se remontan a 2000 y estaban circunscritos al ramo de vida, el más parecido por su naturaleza al negocio bancario tradicional. En los últimos años, también se han firmado pactos para el negocio de generales, sobre todo hogar.

Actualmente, hay cuatro operadores de referencia en el canal bancoasegurador: Mapfre, Aviva, Aegon y Caser. Estas cuatro compañías protagonizarán la mayor parte de los pulsos que se aproximan.
Afectados

Compañías con más alianzas bancarias

Mapfre es socia de Caja Madrid, CCM, Caja Duero, Bankinter y Catalunya Caixa.

Aviva trabaja con Bancaja, Caixa Galicia, Unicaja, Caja Granada, Caja España y Cajamurcia.

Aegon apoya en vida a CAM, Caja Cantabria, Caja Badajoz y Unnim.

Caser es socia para distintos ramos de Cajasol, CajaCanarias, Caixa Penedès, Sa Nostra y Caixanova, entre otras.

Otros: Mutua es proveedor de no vida de La Caixa, Reale hace lo propio con Unnim y CAI y CNP operan con Barclays.
Aviva está abierta a invertir en entidades de ahorro

Socio asegurador y accionista. Aviva está abierta a entrar en el capital de los bancos recién constituidos de las cajas. “Vamos a tomar esa opción con muchísimo interés”, afirmó ayer Ignacio Izquierdo, consejero delegado de Aviva España. La aseguradora trabaja con seis cajas de ahorros y deberá participar en las pujas por el negocio de vida de Bankia, Mare Nostrum, Novacaixagalicia y Caja Duero-España. Ahí medirá sus fuerzas con Mapfre y Caser.

David Angulo, director de bancaseguros de la firma para Europa, afirmó que el grupo tiene fortaleza suficiente para abordar estas pugnas. “Hemos generado 1.700 millones de libras (1.970 millones de euros) de capital neto en los últimos dos años. Hoy por hoy, no necesitamos ninguna ampliación porque tenemos capital suficiente para acometer una operación de ese estilo”, indicó el ejecutivo.

Pero además de capacidad financiera, la compañía británica tiene voluntad de invertir aquí. “España es un país clave y significa mucho para el grupo. Afrontamos los cambios con tranquilidad”, explicó Izquierdo. Y puso como ejemplo de este compromiso los 8.468 millones invertidos en títulos de renta fija nacional y los 525 millones en renta variable.

Aviva España cosechó en 2010 un beneficio después de impuestos de 159 millones de euros, un 19% más que un año atrás. La clave ha sido el énfasis en productos que generan mayor rentabilidad y los esfuerzos por potenciar la eficiencia. De hecho, los ingresos por primas y aportaciones a planes de pensiones menguaron un 4% en el ejercicio, hasta 2.385 millones.

Aviva es socia de Santander en Reino Unido y Polonia, a través de Santander UK y Zachodni Bank, pero Angulo descartó que estas alianzas se repliquen en España porque los acuerdos en vigor con las cajas lo excluyen explícitamente.

Fuente: Cinco Dias


España: Demanda colectiva contra la banca por vender derivados como seguros

Una agrupación de pequeños empresarios y particulares perjudicados por las coberturas de tipos de interés –swaps–, que la banca vendió como seguros contra la subidas de los tipos tanto para hipotecas como otros tipos de créditos, ha presentado varias demandas colectivas contra una quincena de bancos y cajas que comercializaron esas coverturas. Unos 200 miembros de la Asociación Para la Defensa de las Pymes y Particulares Contra Abusos Bancarios (Apymad) se han agrupado en varias demandas en las que solicitan la nulidad de los contratos por vicio en el consentimiento. Lo que quiere decir que los afectados acusan a los bancos de no haber informado adecuadamente a sus clientes de que lo que en realidad firmaban eran un derivado financiero y no un seguro de tipo de interés, que ha acabado causándoles un grave perjuicio económico.

Ese tipo de contratos ha tenido un coste para algunas pymes que difícilmente les permite mantener sus puertas abiertas. “Llegan a pagar hasta 80.000 euros al trimestre como consecuencia de que los tipos de interés están en niveles mínimos”, comenta Daniel Ortega, presidente de la asociación de afectados. “Algunos particulares están pagando hasta 800 euros más al mes, además de amortizar la hipoteca”, agrega.

PRODUCTO COMPLEJO Los afectados sostienen que se trata de un producto financiero muy complejo cuyo mecanismo de funcionamiento no es fácil de comprender para quien no es experto en finanzas. Por tanto, los empleados bancarios los vendieron en general como un seguro para protegerse contra la subida de tipos. Se trata de un producto financiero con solera en la banca, pero habitualmente se ofrecía a empresas para protegerlas contra la evolución de los tipos de cambio o de tipos de interés en pólizas de descuento y líneas de crédito. “El problema se produjo cuando el sector comenzó a ofrecérselo a particulares para cubrir las oscilaciones de los tipos de su hipoteca. No es un producto fácil de entender para profanos”, reconocen fuentes de una entidad bancaria.

La mayor parte de estos swaps se colocaron entre el 2006 y el 2008. En julio de ese año, el euríbor estaba al 5,38% y el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, esperaba que los tipos de interés siguieran al alza. Posteriormente se precipitó la crisis y con ella, los tipos de interés se fueron paulatinamente hasta el 1%. “Muchos de nosotros recibimos dinero mientras el diferencial entre el tipo pactado y el euríbor era al alza, pero las cantidades eran modestas”, comenta Mercedes Muñoz, exempresaria inmobiliaria, miembro de la asociación. Cuando los tipos bajaron, el coste subió de manera exponencial. “La desproporción entre las partes es brutal. Además, el cliente paga el 100% del diferencial entre el mínimo y el euríbor”, agrega.

En algunos sectores de la banca se reconoce que “hubo mala venta”. Muchos afectados han podido acreditar que en sus oficinas bancarias les “vendieron un seguro”. En esos casos, lo jueces no han tenido dudas a la hora de fallar en contra de las entidades financieras. En una larga lista de juzgados de lo civil se han dado a conocer fallos en uno y otro sentido. “Al principio, la mayor parte de las sentencias nos negaban la razón comentan en el servicio jurídico de una entidad bancaria. Pero posteriormente se han producido sentencias favorables. Cada caso es diferente y, por eso, cada fallo también lo es. Nuestros servicios jurídicos se plantean litigar por cada uno de los casos”, reconocen en esa entidad.

Los bancos saben que el asunto es delicado. Por eso, en muchos casos están ofreciendo soluciones individuales: “Proponen cancelar el swap a cambio de silencio indefinido”, dice Ortega. Con frecuencia se acepta la oferta, porque no todo el mundo puede permitirse seguir pagando. Pero no siempre. Algunas entidades han llegado incluso a ofrecer créditos del ICO para cancelar la deuda generada por el derivado. “Ese mismo crédito nos lo niegan si lo pedimos para financiera la actividad ordinaria de la empresa”, se lamenta Muñóz.

Fuente: El Periódico de Aragón


Colombia: Aseguradora Alico ahora se llama MetLife

La firma de seguros de vida Alico cambiará su nombre en el país y desde ahora se llamará MetLife Colombia Seguros de Vida.

Esta decisión es un paso más dentro del proceso de integración que vienen adelantando ambas compañías, luego de que MetLife comprara Alico y todas sus operaciones mundiales en noviembre pasado, en una operación que superó los 16.200 millones de dólares.

De esta manera, la aseguradora quedará con la identidad de marca de MetLife, la cual ha utilizado el conocido personaje de las caricaturas Snoopy por más de 25 años. MetLife actualmente opera en más de 60 países, en donde atiende a más de 90 millones de clientes. Y en Colombia, Alico tiene más de 50 años en el segmento de seguros de vida y cerca de 400.000 clientes.

Según MetLife, desde hace tiempo habían analizado opciones para ingresar al mercado colombiano, al considerar que es una de las economías más prometedoras de la región y por ello ampliarán su oferta de productos en el país, la cual incluye pólizas de vida individual, accidentes personales, pensión, educación, salud y beneficios para empleados.

Antes de la compra por parte de MetLife, Alico era parte de la gigante estadounidense AIG, firma cuya unidad de servicios financieros se vio seriamente afectada por la crisis financiera del 2008. Y aunque el área de seguros no tuvo ningún impacto, el Grupo decidió reestructurar sus negocios, lo cual incluyó separar el área de seguros de vida.

Hasta antes de la crisis, la operación de este segmento en Colombia era conocido bajo la marca AIG Vida, pero con la crisis, cambiaron el nombre por el de Alico (American Life Insurance Company), con el fin de no perjudicar su imagen.

Fuente: portafolio.com.co


S&P dice que la decisión de la UE sobre discriminación por género no afecta a la solvencia de las aseguradoras

La agencia de calificación crediticia Standard & Poor’s considera que el dictamen adoptado por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) que prohíbe a las aseguradoras tener en cuenta el género para el cálculo de las primas de seguros tendrá un efecto “neutral” sobre la solvencia de las compañías de seguros europeas.

No obstante, la calificadora de riesgos apunta que la nueva normativa, que entrará en vigor el próximo 21 de diciembre de 2012, suprimirá un importante parámetro de las compañías del sector a la hora de calcular los riesgos subyacentes.
“Las consecuencias de esto aún no están claras, pero pensamos que las compañías probablemente incluirán costes medios más elevados en las pólizas de vida y no vida para mujeres, así como cambios en los planes de pensiones y de ahorro a largo plazo, especialmente en Reino Unido”, señala el analista de Standard & Poor’s Gauthier Bollini.

Fuente: EUROPA PRESS



Compartir en:
[Ask] [blinklist] [CiteULike] [del.icio.us] [Digg] [Facebook] [Furl] [Google] [linkaGoGo] [LinkedIn] [Ma.gnolia] [MySpace] [Reddit] [Spurl] [Technorati] [Twitter] [Windows Live] [Yahoo!] [Email]

Los comentarios están cerrados

ANUNCIO

SegurosAlDia.com 2010